Skip to content

Con amor, Asa

agosto 4, 2008
Asa Esfandiari

Ésta de aquí es Asa. Su nombre significa en persa tranquilidad y es al mismo tiempo el nombre de una princesa persa de hace un porrón de años. Antes de ayer le mandé un email entre expectante y cohibida, cruzando casi hasta los dedos de los pies para que la idea del intercambio le pareciera buena. Adjunté una foto para que todo resultase más cercano, y le conté los pormenores de mi vida en Alemania y de mi creciente interés por viajar a su país.

Tenía miedo de que el correo fuese a parar directamente a la carpeta de “correo no deseado”, por eso especifiqué en el asunto que le mandaba saludos desde España. Los saludos iraníes no tardaron en llegar. Lo primero que me llamó la atención fue su correctísimo español y sus correctísimas maneras. A pesar de escribirme un correo muy formal en el que me hablaba de que incluso había llegado a escribir algún que otro ensayo para una profesora de universidad española, me rogaba, notablemente exaltada, que le contara cómo podríamos llevar a cabo el famoso intercambio. Además, devolviéndome el gesto, adjuntaba la foto que os muestro.

Tras pedirle que me tuteara y explicarle esta vez con más detalle las razones de mi fascinación por su país, le ofrecí mi ayuda para buscar posgrados en España. Me había contado que la habían rechazado en la universidad de Alcalá de Henares, por lo que sus esperanzas de mejorar su español se habían visto frustradas. “Siempre había tenido la ilusión de tener una amiga cercana española” me decía. “Seguro que de hablar nos convertiremos como hermanas” continuaba completamente eufórica. Y es que, desde el primer momento me ha transmitido cercanía, humildad e ilusión a raudales.

Me la imagino con su velo -el cual lleva por voluntad propia-, con los ojos chispeantes esperando mis respuestas. Con ese cosquilleo en el estómago de cuando rozas con los dedos un sueño. “Cuando me dijiste que podríamos viajar por España no te puedes imaginar cuánto me alegré”. Me pregunta, insaciable, cuándo tengo tiempo de ir a Irán: “si puedes por favor yo te invito con toda mi alma, estaré encantada de recibirte”.

Hay algo en todo lo que ella escribe que me emociona. Ese deseo infatigable de realizar un sueño, las ganas de llegar cueste lo que cueste y la ilusión que desborda ante cualquier impedimento. La humildad con que se alegra de mi presencia y su generosidad ante una completa desconocida. Me emociona sentirme tan comprendida por alguien que lleva velo, habla un idioma completamente distinto al mío y está a miles de kilómetros de mí. Me gusta el calor de esa humanidad, de esa cercanía que tanto extraño en Europa. “Mi madre murió hace 11 años, así que vivo con mi padre. Y mi padre siempre dice que nadie será como ella para él, que ella ha sido su gran amor, por eso no se ha casado hasta ahora”.

Su dulzura se traduce en profundos agradecimientos. Y yo, entre lágrimas, solamente puedo decirle: gracias por demostrarme que todavía es posible.

Anuncios
8 comentarios leave one →
  1. lamotta permalink
    agosto 4, 2008 1:04 pm

    Me alegro mucho, Elena. Y por ella también. Cosas así hacen que uno-tú, por ejemplo- recupere la fe en ciertas cosas. Este planeta, como diría Robe, está contaminao, pero queda mucha gente válida.
    Besos y abrazos

  2. agosto 4, 2008 2:27 pm

    Te sigo de cerca, siempre. Y encontrarme con palabras como estas hacen que cuando te leo confíe un poco más en los designios humanos. Un placer, sobra decirlo.

    Un gran beso

  3. NoEly permalink
    agosto 5, 2008 2:48 am

    ¡¡Ánimo!! Ya te queda menos para tu deseado intercambio.
    Mucha suerte!! xD

  4. Aldo permalink
    enero 26, 2009 12:53 am

    Hola que tal,

    se que el post de Asa es algo viejo, pero aun asi te queria comentar lo mucho que me gusto tu post. Al igual que tu, vivo en Alemania por un tiempo y como bien dices, esta clase de viajes te cambia la percepciòn del mundo, pero sobretodo de la diversidad humana que tenemos. Si bien yo no vengo de un país europeo (México), apoyo y admiro tu opinión. Mejores deseos para tu intercambio!

    Aldo

  5. enero 26, 2009 11:56 pm

    Muchas gracias! La verdad es que hablo con Asa casi todos los días, solamente puedo confirmar que es un encanto. Estoy intentando ahorrar dinero para irme este verano a Irán, y ella espera que le otorguen la beca para el año que viene.

    Prometo noticias :)

  6. octubre 21, 2011 12:14 am

    Elenitaaaaaaaaaaaa! vaya comentario! yo tambien quiero transmitir mi profundo sentimiento que siento por ti, que eres mi hermanita, que tu familia en Iran siempre esperan tenerte aqui, en tu casita :* y que bien sabes la sosa mayor te quiere muchisimo pulpita :)

  7. mayo 29, 2013 6:51 pm

    It’s hard to find knowledgeable people on this subject, but you seem like you know what you’re talking about!

    Thanks

Trackbacks

  1. Historia de un timo (o las becas MAEC-AECID) « Me encantaría poder mear de pie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: